Paridad de poder adquisitivo

De UMAIC Wiki
(Redirigido desde «Paridad de Poder Adquisitivo»)
Saltar a: navegación, buscar

La paridad del poder adquisitivo (PPA) es un indicador económico para comparar de una manera realista el nivel de vida entre distintos países, atendiendo al producto interior bruto per cápita en términos del coste de vida en cada país.

Está basado en una idea desarrollada por primera vez por miembros de la escuela monetarista de la Universidad de Salamanca en el siglo XVI.[1] y fue empezado a utilizar por el Fondo Monetario Internacional a principios de los años noventa.

Cuando se quiere comparar el producto interior bruto de diferentes países es necesario homogeneizar la información puesto que cada país mide su producto en su moneda local, para ello se han de traducir su PIB a una moneda común, a través de los tipos de cambio. La paridad del poder adquisitivo es una de las medidas más adecuadas para comparar los niveles de vida, con ventajas sobre el producto interno bruto per cápita, puesto que toma en cuenta las variaciones de precios. Este indicador elimina la ilusión monetaria ligada a la variación de los tipos de cambio, de tal manera que una apreciación o depreciación de una moneda no cambiará la paridad del poder adquisitivo de un país, puesto que los habitantes de ese país reciben sus salarios y hacen sus compras en la misma moneda.

Este efecto se consigue gracias al arbitraje internacional, la actuación de numerosos inversores y especuladores que vigilan los mercados internacionales en busca de diferencias de precio entre dos mercados que permita comprar barato en un sitio y vender caro en otro, obteniendo un beneficio. Esta actuación aumenta la eficiencia de los mercados, haciéndolos más competitivos. Sin embargo para aumentar el poder monopolista se suelen tomar distintas medidas.

Además de este impedimento, a la hora de elaborar indicadores basados en paridad del poder adquisitivo los economistas también encuentran problemas al momento de realizar la paridad por la dificultad de comparar la calidad de los bienes y servicios en distintos países.

Esto afecta directamente al cálculo del producto interno bruto efectivo del país, ya que con otro ejemplo, China pasa de ser considerada la cuarta potencia económica mundial a la segunda y el producto interno bruto per cápita de Estados Unidos de un 102% a un 137% respecto al de Japón.

Notas

  1. Alan M. Taylor y Mark P. Taylor (2004) "The Purchasing Power Parity Debate," NBER Working Paper No. 10607 (online),

Bibliografía

Véase también