Consolidated Appeal Process - CAP

De UMAIC Wiki
Saltar a: navegación, buscar

Desde 2014, el nuevo proceso que reemplaza al CAP y otros procesos de planeación será el Ciclo de Programación Humanitaria

El Proceso de Llamamientos Consolidado o Consolidated Appeals Process (CAP) en inglés es una herramienta estratégica para financiación humanitaria, en el cual los proyectos manejados por parte de las Naciones Unidas, las ONG y otras contrapartes claves se juntan para acercar a la comunidad de donantes financiando actividades humanitarias. El CAP se incluye tanto asistencia de emergencia como actividades de recuperación temprana, mientras que el CERF, siempre se enfoque en asistencia de emergencia durante crisis humanitarias tales como desastres naturales o por resultado de conflictos.

Estructura

Desde el 2006, el CAP está dividido en clusters, representando los varios grupos de agencias implementadores de ayuda humanitaria. Los principios humanitarios son fundamentales en la formulación del CAP. La necesidad humanitaria en el terreno está evaluada por las contrapartes, para asegurar que las solicitudes en el llamamiento están basadas en diagnósticos sólidos.

Proceso

Un CAP consiste de un Plan de Acción Humanitaria en Común (CHAP en inglés) y un conjunto de proyectos necesarios para poder implementar el plan. Los elementos claves del CHAP incluyen:

  • Un análisis de contexto en donde ocurre la acción humanitaria
  • Escenarios de mejor caso, peor caso y más probable
  • Un análisis de necesidades y ordenamiento de prioridades
  • Respuestas detalladas de respuesta por Cluster, incluyendo lineamientos sobre roles y responsabilidades en la participación
  • Un marco de monitoreo para la estrategia, con revisiones como sean necesarios

El CHAP se complementa con un inventariado de proyectos, que sirven como un mapa itemizado de acciones planeadas y necesidades para la financiación. Los donantes pueden hacer uso del llamamiento como un catálogo para escoger proyectos para financiación, o pueden contribuir de manera flexible a una agencia o un fondo conjunto para la llamamiento. Los proyectos deben comprometer ellos organizaciones humanitarios que son significativas (ONG y Naciones Unidas) que apoyan una estrategia común. Solamente unas pocas organizaciones, más notablemente el Comité Internacional de la Cruz Roja, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y Media Luna Roja y Médicos sin Fronteras, no permiten que sus proyectos sean incluidos en los CAP como un tema de principios.

Para poder preservar su independencia, la política del Inter-Agency Standing Committee (IASC) excluye gobiernos de países afectados de presentar sus propias necesidades de financiación humanitaria directamente en los CAP. El CAP arranca al nivel país, en dónde el Equipo Humanitario de País analiza las necesidades y identifica los objetivos estratégicos a través de un proceso liderado por el Coordinador Humanitario. Los Cluster Leads juegan un papel central en trabajar con los miembros de sus Clusters para evaluar necesidades, acordarse conjuntamente sobre prioridades, hacer un plan para cubrir las necesidades prioritarias, escoger proyectos que solicitan financiación para la parte de cada organización en el plan, asignar numeración de prioridad a cada proyecto.

Los CAP típicamente son llamamientos anuales, por lo general lanzados en noviembre de cada año (aunque nuevos CAP pueden ser lanzados como sea necesario) y revisados el siguiente mayo o junio en una revisión de mitad de año. El proceso de preparar un CAP arranca ya en este periodo. Planeación detallada y preparación de documentos ocupa septiembre, octubre y noviembre. El conjunto de llamamientos consolidados anuales se lanza globalmente por el Coordinador de Alivios en Emergencias (ERC), hacía finales de cada año calendario.

Llamamientos rápidos

Cuando un desastre nuevo ocurre durante el año, las organizaciones humanitarias y contrapartes organizan un llamamiento rápido, usualmente entre cinco días, y lo revisan un mes después. Si la crisis persiste, un llamamiento consolidado puede seguir.

La responsabilidad de OCHA

Al nivel país, la oficina de país de OCHA apoya al Coordinador Humanitario en su liderazgo del proceso CAP. La oficina país debe asegurar la integración del CAP con otras funciones centrales de OCHA de evaluaciones de necesidades y análisis, ubicación de recursos (tales como fondos compartidos), monitoreo y el 3W. Un CAP requiere mucha visión e imaginación para inventar una estrategia humanitaria de importancia. Aparte de esto, producir un CAP es un tema de manejo de información y procesos.

Al nivel sede, el ERC tiene la última responsabilidad frente al CAP. OCHA tiene un equipo CAP en Ginebra para apoyar el proceso CAP desde la sede y al nivel país, incluyendo entrenamientos y organización de un lanzamiento global. La Sección CAP trabaja conjuntamente con las ONG, el Movimiento de la Cruz Roja y Media Luna Roja, las agencias ONU y OIM, donantes y representantes de gobiernos. La Sección CAP también maneja el Financial Tracking Service (FTS), cual es una base de datos en tiempo real y global para mantener registros de toda la ayuda humanitaria internacional reportada, incluyendo para emergencias en dónde no hay un CAP. La sección CAP también maneja el Online Projects System (OPS), que es una base de datos en linea que permite a las contrapartes del CAP editar, manejar, someter y revisar sus proyectos de CAP y llamamientos rápidos en linea, y revisar otros proyectos CAP. Después de su revisión, el OPS publica electrónicamente todos los proyectos CAP a través de FTS.

También desde la sede, el Grupo de Trabajo del CAP de IASC revise cada CAP y llamamiento rápido anterior a su publicación, y reune mensualmente para mejorar prácticas tales como evaluaciones de necesidades y priorización.

Links Externos