Economía familiar

De Wiki UMAIC
Saltar a: navegación, buscar

La economía familiar tiene por objeto una adecuada gestión de los ingresos y los gastos del núcleo familiar haciendo una correcta distribución de los primeros, permitiendo así la satisfacción de sus necesidades materiales, atendiendo aspectos fundamentales de su desarrollo, como la alimentación, la ropa o la vivienda.

La economía doméstica es, por tanto, regular, controlar, proveer y satisfacer a los miembros de una familia de los recursos suficientes para tener una calidad de vida. Esta gestión es una responsabilidad de todos los miembros del núcleo familiar, que deben conocer todos los componentes de dicha economía, como son el trabajo, los ingresos, los gastos y el ahorro.

La economía familiar es entendida como una microeconomía que se debe distribuir adecuadamente, evitando el sobreendeudamiento y aumentando la capacidad de ahorro del individuo. Para ello deben existir normas internas que la rijan, abogando por un consumo responsable en el hogar, atendiendo a las realidades existentes.

La función de los administradores de un hogar es complicada, ya que no sólo conlleva herramientas económicas y administrativas, sino también humanas, de interrelaciones con la familia.

Con todo se puede afirmar que la economía doméstica es una técnica necesitada de un aprendizaje que proporcione la experiencia necesaria para la realización de una buena administración.

Para tratar de paliar las crisis familiares o personales que se originan como consecuencia de una deficiencia en la gestión de la economía familiar.

Funciones económicas de la Familia

Consumo

A veces los países son racionales Entendiéndolo por sentido común. Esto lo hace la mayoría y se conoce como la ley de los grandes números. en el consumo. Esto ocurre cuando hay inflación, pues los bienes suben de precio constantemente. el consumo en la familia es muy importante porque se adquieren necesidades o beneficios encontrados para que la familia pueda tener una buena vida más adelante

Ahorro familiar

Entendiéndolo como la privación de consumo, las familias ahorran de tres formas:

Ahorro voluntario

Se dice del ahorro que las familias desean realizar. Consiste fundamentalmente en depósitos en bancos u otras instituciones financieras. Al depositar, los bancos pagan una tasa de interés de captación, pues están captando recursos. El ahorrante quiere que esta tasa sea alta. Si la tasa es baja, hay poco incentivo para el ahorro voluntario. La racionalidad en el ahorro está determinada por la tasa de interés.

Ahorro negativo

Se entiende por ahorro negativo o desahorro a la utilización del dinero ya ahorrado en momentos en los que no se cuenta con un ingreso.

Ahorro forzoso

Consiste en el sistema de seguridad social. La ley determina un ahorro obligatorio, el que puede ser para asegurar una buena jubilación, mantener un seguro de invalidez y de supervivencia, etc. El ahorro forzoso es más efectivo cuando es de calidad, pues así la gente no lo evade.

Inversión

Entendiéndola como la creación neta de capital, un buen ejemplo de inversión famili La racionalidad en la inversión Depende de la tasa de retorno, es decir, lo que la inversión le proporciona de vuelta al inversionista. En este caso, a la familia.

Enlaces externas