Comité Local de Abastecimiento y Producción

De UMAIC Wiki
Saltar a: navegación, buscar

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), del Gobierno de Venezuela son un sistema de distribución de alimentos creado para atender de manera directa a las familias. Son reconocidos por estar distribuidos en cajas de cartón con comida básica. El Gobierno empezó a utilizar este mecanismo de distribución de alimentos después de problemas en el mercado de alimentos. Este mercado está sujeto a una serie de controles de precios, con lo cuál el gobierno pretende fijar precios en una variedad de alimentos. Sin embargo, muchos vendedores intentan evitar los controles, en un proceso conocido como bachaqueo. En muchos mercados controlados, es difícil encontrar alimentos para comprar precisamente porque vendedores buscan vender en otro lado adonde no encuentran estos controles.

Historia

Los CLAP fueron iniciados en abril del 2016 como un elemento de un plan nacional que buscaba la soberanía de alimentos, la Gran Misión Abastecimiento Soberano y Seguro, reduciendo la dependencia de Venezuela en importaciones y creando distribuciones directas y locales a las personas más necesitadas.

Distribuciones de CLAP

Los CLAP fueron diseñados desde su inicio para ser un mecanismo de distribución de alimentos local, adonde todo desde la producción hasta la identificación de beneficiarios, se hiciera al nivel local. También se ha utilizado el Carnet de la Patria como identificación para potencial beneficiarios en el sistema. Desde su inicio, la hiperinflación ha seguido en el país, esto ha sido una parte de la motivación del gobierno de crear una serie de bonos para aumentar la asistencia estándar.

Sin embargo, también han habido distribuciones de CLAP no autorizados. Se encuentra las cajas CLAP en reventa en ciudades fuera del país, especialmente en el vecino país de Colombia. También algunas críticas de la distribución acusan a los distribuidores de revender CLAP a precios más altos, dar preferencia a personas quienes simpatizan con el gobierno, y en algunos casos por ejemplo en el estado de Amazonas, utilizar grupos aramados como el ELN para distribuir los CLAP.

El gobierno niega distribución preferencial de los alimentos, y asegura que cualquier reventa de una comida subsidiada estará duramente castigada. El gobierno también asegura que la modalidad de distribución y producción asociada con los CLAP crea un canal directo a cooperativos y otros productores para garantizar que se paga precios justos a los granjeros, y asegura el envío de alimentos subsidiados a las familias más necesitadas. En general los problemas de distribución de alimentos el gobierno atribuye a una guerra económica neoliberal contra el socialismo en Venezuela.

Enlaces externos