Catholic Relief Services

De UMAIC Wiki
Saltar a: navegación, buscar

Catholic Relief Services es la agencia oficial de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos para ayuda humanitaria internacional, se estructura en seis áreas de servicio clave.

Emergencias

En áreas devastadas por desastres naturales y guerras, CRS trabaja proporcionando agua, alimento, alojamiento, protección contra abusos y respuesta a otras necesidades básicas.

Hambre

CRS adopta un enfoque múltiple en el combate al hambre crónica y la pobreza. Aborda una combinación de aspectos urgentes mitigando el hambre, desarrollando la agricultura, mejorando el agua y saneamiento, desarrollando opciones de empleo sustentables, ofreciendo microfinanzas para apoyar los pequeños negocios, y proporcionando programas de bienestar social a aquellos que carecen de otros medios de sustento.

Educación

El acceso a la educación para todos, particularmente niñas y mujeres, así como la mejoría de la calidad de la educación, son componentes claves del trabajo de CRS, asó como la participación de la comunidad en la educación.

Salud

En áreas remotas y abandonadas, CRS establece sistemas de salud comunitarios que ofrecen a las personas las herramientas necesarias para administrar sus necesidades en materia de salud. Estos programas se concentran en cuidar a los afectados por el VIH y el sida; reducir la mortalidad infantil, especialmente entre niños huérfanos y vulnerables; desarrollar sistemas de agua y saneamiento apropiados; mejorar la nutrición; y avanzar la salud maternal e infantil.

Paz

La resolución de conflictos, la educación y la prevención son parte integral del trabajo de CRS. También lo es el fortalecimiento de la sociedad civil mediante las organizaciones cívicas que ayudan a las comunidades a abogar colectivamente por sus necesidades. Esto alienta el buen gobierno y obliga a las autoridades a rendir cuentas al pueblo.

Ayuda en casa

CRS sirve a los pobres y vulnerables en el extranjero. De forma local, trabaja para que los católicos estadounidenses pongan su fe en acción, animándolos a abogar por cambios que desarraiguen las injustas estructuras que limitan las vidas de los pobres y perpetúan la pobreza, los conflictos y las desigualdades. Estos programas educan a los católicos de Estados Unidos acerca de las causas del hambre, los ayuda a fomentar la justicia económica mediante el consumo a conciencia, así como construir justicia y paz en el mundo levantando sus voces en los pasillos de los centros de gobierno de Estados Unidos y de los organismos internacionales.

Información adicional, ver [1]